Colegio Oficial de Farmaceuticos de Ourense
asgafa
sergas
portalfarma
logoama
bannerCF 300x90
Bolsa Farmamundi 40g

UN INFORME DE SEFAR PROPONE CAMBIOS LEGISLATIVOS PARA GARANTIZAR LA CONTINUIDAD DEL SERVICIO DE FARMACIA EN LOS NÚCLEOS RURALES

 

  • Un total de 104 de las 185 farmacias de la provincia se ubican en entornos no urbanos y es necesario articular mecanismos que garanticen su viabilidad”, precisa Vicente Jairo Álvarez, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ourense y vocal de la Sociedad Española de Farmacia Rural (SEFAR)

Ourense, 20 de junio de 2018.- Pérdida de servicios en el medio rural y despoblación: el medio rural y sus oficinas de farmacia es el título de un informe que acaba de publicar la Sociedad Española de Farmacia Rural (SEFAR) en el que se alerta sobre las dificultades de viabilidad de las oficinas de farmacia ubicadas en entornos no urbanos y en el que se ofrecen recomendaciones a las administraciones para garantizar su perdurabilidad en el tiempo.
La cuestión afecta especialmente a la provincia de Ourense porque, tal y como detalla el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ourense (COFO) y vocal de SEFAR, “104 de las 185 farmacias de la provincia se ubican en entornos” rurales. “Las farmacias rurales, especialmente las ubicadas en pequeñas poblaciones, dotan de uniformidad a la prestación sanitaria y resultan esenciales a la hora de cumplir las premisas de equidad y universalidad en el acceso a la misma”, añade Vicente Jairo Álvarez, haciendo suyas palabras recogidas en el informe de SEFAR. “Por eso se hace necesario articular mecanismos que garanticen su viabilidad futura”, concluye.


Farmacias VEC
El informe de SEFAR, coordinado por el presidente de esta entidad, Francisco Javier Guerrero, destaca que “tres de cada cuatro farmacias ubicadas en el medio rural en España desarrollan su actividad en municipios de 5.000 habitantes y más de la mitad de éstas se encuentran en poblaciones de menos de 1.000 habitantes”. En la actualidad, existe una bolsa compuesta por unas 900 farmacias que se encuentran en situación de Viabilidad Económica Comprometida (VEC) en el conjunto del país (un 92% de las cuales se hallan en el medio rural) y cuyos titulares no llegan tan siquiera a cubrir los gastos fijos de la actividad.

Por lo tanto, se hace necesario atender las “características singulares y diferenciales concretas” de estas oficinas de farmacia, que “necesitan un marco regulador diferenciado que favorezca la protección del servicio que actualmente prestan a los habitantes de esos entornos”, recoge el informe de SEFAR. El documento insta a las administraciones con competencias sanitarias a intervenir, identificando cuáles de estas oficinas de farmacia deberían ser objeto de una actuación prioritaria “y una modificación o ajuste de sus condiciones generales de retribución”. “Para realizar esta identificación entendemos necesario acudir a dos parámetros: uno de ubicación y otro de renta neta de la oficina de farmacia”, señala el coordinador del informe.

Recomendaciones
Junto a esto, el informe de SEFAR contiene una serie de recomendaciones clave para avanzar en esta línea de actuación: inclusión de las oficinas de farmacia esenciales en las Directrices Estratégicas Territoriales de Ordenación Rural (DETOR), declaración de obligación de servicio público y articulación de nuevos mecanismos de redistribución interna.
En opinión de SEFAR, es necesario garantizar la prestación farmacéutica en condiciones adecuadas y de manera similar, por ejemplo, a cómo se garantizan determinados servicios en el rural como el del transporte o el de dotación de banda ancha, que serían deficitarios en este ámbito si se tuviese en cuenta únicamente un criterio de rentabilidad.

Mecanismos de redistribución interna
En su informe SEFAR señala, además, que la calificación VEC debe seguir vigente “pero ha de actualizarse para que responda al objetivo pretendido de viabilidad en condiciones óptimas de ejercicio, corrigiendo de esta forma el desequilibrio que pone en riesgo la universalidad en el acceso a esta prestación, precisamente en los entornos rurales”.
Actualmente el único mecanismo que busca corregir este desequilibrio es el creado tras la publicación del RDL 09/2011, el cual actúa a su vez en el RD 823/2008, pero las oficinas de farmacia beneficiarias (VEC) perciben una media de 298,72 €/mes por este concepto, lo cual apenas permite cubrir la cuarta parte de sus gastos fijos e ineludibles (1.230,89 €/mes).