Colegio Oficial de Farmaceuticos de Ourense
asgafa
sergas
portalfarma
logoama
bannerCF 300x90

LA POLÍTICA DE REVISION DE PRECIOS PONE EN PELIGRO EL SUMINISTRO DE CIERTOS MEDICAMENTOS

  • Los farmacéuticos de Ourense indican que este hecho, junto al incentivo público al uso de medicamentos genéricos, provoca que la industria farmacéutica haya perdido la capacidad de inversión en investigación de nuevos fármacos

 

Ourense, 23 de octubre de 2018.- El Colegio de Farmacéuticos de Ourense (COFO) lamenta la situación de desabastecimiento de ciertos medicamentos que ha sido reportada por diversos medios de comunicación en Galicia y la achaca, principalmente, a la política de precios de los fármacos en España, que obliga a la comercialización de muchos medicamentos por debajo de su coste.

Actualmente, el Ministerio de Sanidad establece revisiones mensuales de los precios de medicamentos, en las que el laboratorio (generalmente no europeo) que ofrezca un precio más bajo, determina el importe para el resto de fabricantes o comercializadores, independientemente de su origen o su calidad. Esto ha originado que muchos fármacos tengan precios que comprometen la rentabilidad y consecuentemente su suministro.

Por otra parte, los laboratorios de medicamentos genéricos consiguen abaratar los precios, pero no invierten en desarrollo de nuevas soluciones terapéuticas. El COFO considera que la industria tradicional innovadora, que había sido la responsable de esta importante labor, ha perdido la capacidad financiera para investigar y desarrollar nuevos fármacos.

 

 

Preocupante situación

 

Por lo tanto, nos encontramos ante la preocupante situación de soportar casi dos décadas sin innovaciones terapéuticas importantes en varios grupos farmacológicos, como por ejemplo, antibióticos (hace 20 años que no se innova en este ámbito), los fármacos para el alzheimer (desde hace 18 años no se producen nuevos medicamentos en este campo) o los ansiolíticos (no se innova en esta tipología de fármaco desde hace tres décadas).

Por este motivo, el COFO quiere emplazar a las administraciones sanitarias a buscar la forma de racionalizar la fijación de precios de los medicamentos, para evitar que estos problemas de hoy se agraven en el futuro.