Colegio Oficial de Farmaceuticos de Ourense
asgafa
sergas
portalfarma
logoama
bannerCF 300x90

LOS FARMACÉUTICOS DE OURENSE ALERTAN DEL PELIGRO QUE PUEDE
SUPONER PARA LA SALUD SEGUIR LAS RECOMENDACIONES DE
INFLUENCERS PRESCRIPTORES DE MEDICAMENTOS

El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ourense (COFO), Santiago Leyes Vence, recuerda que la publicidad de los medicamentos -con o y sin receta- está “sólidamente regulada y controlada”


Ourense, 20 de enero de 2020.- El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ourense, al igual que otras organizaciones colegiales provinciales, es especialmente sensible y permanece muy vigilante en relación a las intervenciones de influencers prescriptores de medicamentos, que puedan divulgarse a través de las redes sociales e Internet para denunciarlas ante el Consejo General de Colegios Farmacéuticos de España.


“Se trata de una recomendación que nos sugiere el propio Consejo”, destaca el presidente del COFO, Santiago Leyes Vence, puesto que “este organismo está articulando un plan de acción en colaboración con las autoridades sanitarias para responder a este tipo de prácticas”. Unas prácticas que, concluye Leyes Vence, “pueden suponer un peligro para la salud”.

Publicidad muy regulada
En efecto, tal y como destaca el presidente del COFO, “la publicidad de los medicamentos, con y sin receta, está sólidamente regulada y controlada e incorpora el mensaje de que “en caso de duda, se consulte al farmacéutico”. De este modo, se podrá garantizar “de forma responsable, el buen uso de los fármacos”.

Para los farmacéuticos de Ourense, la proliferación de influencers que recomiendan determinados medicamentos, principalmente por Internet, entraña una serie de peligros puesto que estas recomendaciones sin criterio técnico, no profesionales, no suelen tener en cuenta las singularidades y la sintomatología de cada paciente (alergias, intolerancias, etc). 

Por este motivo, Leyes Vence quiere recordar a todos los ourensanos que se abstengan de seguir estas recomendaciones ya que “solo los profesionales sanitarios pueden prescribir y solo los farmacéuticos pueden dispensar fármacos”.